¿Por qué fracasan los equipos de trabajo?

La mejor cara del trabajo en equipo habla de la suma de aptitudes de las personas, que suman esfuerzos, disminuyen el tiempo invertido y consiguen mejores resultados. Esta situación no siempre ocurre y, por tanto, acaban surgiendo otros problemas al trabajo individual de cada uno afectando a la productividad.

fracaso en el trabajo de equipo

 

Planificación

Según los expertos, una de las principales causas del fracaso de la gestión de equipos es la poca planificación. Poner al mando a una persona que tenga actitudes de líder y sepa gestionar al personal para alcanzar los objetivos es crucial.

Empatía

Un líder que sólo exija resultados sin analizar si se pueden conseguir en sus tiempos es un ejemplo de actitud que puede generar frustración entre el resto de equipo. Esto puede suponer reacciones negativas que se dirijan hacia la empresa, al jefe e incluso a los compañeros.

Comunicación

Para establecer un entorno de trabajo fluido donde se pueda desarrollar satisfactoriamente el trabajo, es importante que haya un ambiente donde se pueda dialogar y aportar para no romper el equilibro del equipo.

Compresión

Cuando existe una desorganización, los empleados pueden tener problemas de identificación con los valores y la cultura de la empresa creando una desconexión entre su trabajo y el.

Resolución de conflictos personales

Es normal que entre un grupo grande de personas aparezcan pequeñas rencillas y problemas. No hay que pasarlos por alto sino buscar una solución para resolver las diferencias y así volver a integrarlos en el equipo.

 

Un buen equipo de trabajo disminuirá las debilidades de cada uno y aumentará las fortalezas. Por eso es importante fomentar y trasladar el compromiso de la empresa con los trabajadores y viceversa.