Acometer un plan de outsourcing, no solo por ahorro de costes

GE_Actualidad_AhorroEn Grupo Externa siempre explicamos a nuestros clientes que la decisión de externalizar un servicio o proceso no debe estar basada, de forma exclusiva, en el ahorro de costes. La externalización es, sobre todo, una herramienta de gestión para reorientar la estrategia empresarial y aumentar la productividad y la competitividad de nuestro negocio a través de la delegación de determinadas tareas en un tercero.

Por eso, para que la externalización tenga éxito son imprescindibles dos aspectos:

  • Que las empresas y organizaciones que acuden a nosotros tengan claro su objetivo: qué servicios o procesos quieren externalizar y para qué. Grupo Externa puede colaborar en esta fase, perfilando las necesidades del cliente y aportando nuestra experiencia en los distintos sectores en los que operamos. Los profesionales de Grupo Externa son especialistas en reingeniería de procesos y pueden asesorarle sobre cómo optimizar una línea de producción, una división comercial o un equipo de operaciones.
  • Que estén dispuestos a entablar con nosotros una relación basada en la confianza y en el convencimiento de que, más que una subcontratación, se trata de un alianza con un equipo que, aunque externo, comparte los mismos objetivos. Para lograrlo es necesario:
    • Comunicación bidireccional y fluida entre empresa y proveedor.
    • Coordinación, basada en una buena definición inicial de las responsabilidades que permita evitar ambigüedades y evaluar y reajustar los procedimientos en cada momento.
    • Crecimiento como objetivo mutuo, no solo desde el punto de vista de la productividad y los resultados, sino como la oportunidad para ampliar horizontes del negocio gracias a una alianza que pretende ser a largo plazo y que debe ser beneficiosa para ambas partes.

Si se cumplen estas premisas, el ahorro de costes será un valor añadido más, pero porque servirá para dedicar esos recursos, humanos o económicos, a fortalecer las áreas verdaderamente críticas del negocio para que sea más productivo y rentable. No se trata tanto de gastar menos, como de optimizar dicho gasto.